ADICAE: defensa de las personas consumidoras y abusos laborales

ARAINFO

La Asociación de Impositores y Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros de Aragón (AICAR-ADICAE) es famosa por su enconada defensa de los derechos del consumidor, y ha saltado a las primeras planas de los medios de comunicación gracias a su labor en defensa de las personas afectadas por las denominadas preferentes, así como por sus victorias, en diversas demandas agrupadas, contra las clausulas suelo.

Sin embargo, la asociación que protagoniza esta férrea defensa de los y las personas consumidoras, parece tener una política distinta en cuanto al trato con sus empleados y empleadas. ADICAE mantiene abiertos, en varios juzgados del Estado español, doce litigios laborales y en los últimos años ha perdido al menos diecinueve juicios contra empleadas y empleados, según ha advertido CGT en una nota de prensa.

De los diecinueve juicios perdidos por ADICAE, doce lo son por despidos que no se realizaron respetando la legislación, tres por modificaciones sustanciales de las condiciones laborales, dos por sanciones injustas a trabajadoras y trabajadores, y dos más por impedir la conciliación de la vida familiar y laboral de sus empleadas.

Este mismo sindicato ha podido saber que la sucesión de contratos de “obra y servicio” son habituales en ADICAE, así como la no adecuación de las categorías laborales a las funciones desempeñadas realmente por la plantilla. Las horas extras tampoco son remuneradas por considerarlas la dirección “parte del voluntariado de una asociación”.

En este sentido, ADICAE se aprovecharía de su labor social, así como en la predisposición de las propias personas asalariadas de cara a realizar un buen trabajo en la defensa de los y las consumidoras, consiguiendo sacar un horario extra de sus empleados.

Según ha podido conocer AraInfo, ADICAE convoca a sus empleados a reuniones fuera del horario laboral, así como a diversas actividades en fines de semana, e incluso en puentes festivos, teniendo algunas de éstas lugar fuera de los centros de trabajo.

La mayoría de las personas empleadas viven su trabajo, en cierto modo, de una forma vocacional. Al fin y al cabo ADICAE no deja de ser una organización social, algo que desde la asociación utilizarían, según las mismas fuentes, para apartar de la vida asociativa a las personas que no consienten estos abusos laborales.

Ante esta situación, CGT ha puesto en marcha diversas acciones legales y sindicales en todo el Estado español con el objetivo de acabar con los abusos laborales de ADICAE, algo que es impensable en una organización “social” que en teoría debería estar dedicada a la defensa de los derechos de consumidores. Una campaña que podría estar haciendo plantearse a la empresa el pago de las horas extraordinarias, según han comentado fuentes sindicales.

En Zaragoza, un trabajador de ADICAE fue sancionado, literalmente, por no saludar a Manuel Pardos, presidente de la asociación desde 1988. Se da la casualidad que esta misma persona había solicitado acta de conciliación por categoría laboral, con el fin de adecuar su categoría según convenio, a las labores que realizaba en ADICAE. Una práctica habitual, pues la mayoría de los contratos son con categoría de auxiliar administrativo.

Desde los sindicatos presentes en ADICAE  se solicita que se cumplan los convenios, el convenio de oficinas y despachos, así como el estatuto de los trabajadores, y no comprenden cómo se puede defender a las personas consumidoras, mientras no se respetan los derechos laborales.

En declaraciones a AraInfo, el delegado de personal en el centro de Zaragoza, Paco Sanz, del sindicato CCOO, insta a la empresa “a iniciar un diálogo para acabar con todos estos problemas que tenemos en la sede de Zaragoza”, advirtiendo que es un “mal endémico”, que se da en Zaragoza, pero también en el resto del Estado español.

Sanz exige, “aparte del respeto lógico del convenio y de la normativa laboral, un diálogo y una negociación con los representantes designados por la Asociación, como he pedido de forma reiterada, que atienda los requerimientos”.

Para el Delegado de Personal en Zaragoza “es impensable que una organización social de esta envergadura y con esta finalidad, con la labor tan buena que realizan sus trabajadores por toda España, y en particular en Aragón y en Zaragoza, se vean sometidos a estas condiciones. La solución la tienen en la mano y pasa por dialogar con el representante de los trabajadores”.

CGT, por su parte, ha mostrado su “repulsa hacia la represión sindical que en la actualidad sufren representantes de la plantilla, entre quienes se encuentran compañeras y compañeros de la propia organización anarcosindicalista como el secretario general de la Sección, a quien ya se le ha entregado una carta de traslado de su centro de trabajo de Zaragoza a Madrid”.

Desde AraInfo hemos intentado contactar con ADICAE insistentemente, algo que ha resultado imposible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s